Tag Archive for 'hoteles urbanos'

Diseño y Arte en el hotel Urban de Madrid

Las experiencias en los hoteles siempre son diversas. Con la del Urban puedo decir que quedé maravillada. Ha sido una estancia impresionante, de las que dejan buen sabor de boca durante mucho tiempo. Cuando uno visita un museo pasea, retrocede y vuelve a mirar la obra que está contemplando, es como si no quisieras que se borrara de tu memoria esa imagen que queda indeleble durante mucho tiempo. Y el Urban es eso precisamente, un hotel hecho museo.

Su propietario, Jordi Clos es el presidente del Museo Egipcio de Barcelona, un apasionado del arte que no ha dudado en hacer del hotel Urban un espacio de asombro continuo.

En el hotel se puede visitar una muestra de Arte Egipcio maravillosa. Al lado hay unas salas de convenciones excepcionales que no tienen nada que ver con las habituales de otros hoteles. Exquisitez y elegancia por encima de todo. A la puerta un Buda enorme que no deja indiferente a nadie.

Todo el espacio del Urban está impregnado de cosmopolitismo, de arte, de vanguardia arquitectónica y de belleza. Son casi un centenar de habitaciones de diversos tipos: standard room, duplex suite, junior suite y delux suite. Disponen de TV LCD con vía satélite, Canal Plus, acceso a internet y ADSL. Todas agradan, si bien, las estandard no son enormes, la amplitud no es lo importante, lo importante es el contenido y la disposición del espacio. Las camas están orientadas siguiendo los principios del Feng Shui. La propia estructura del hotel responde a estos principios. Una disposición circular en torno a un patio central desde el que se puede ver el cielo de Madrid. Hasta él se sube en un ascensor con vistas que permite ver planta a planta las cristaleras del hotel, dispuestas una sobre otra hasta la bóveda. Arriba está el restaurante el Cielo y la famosa Terraza del hotel en la que se dan cita personajes públicos de la noche madrileña.

Un mobiliario depurado y unas vistas de Madrid, desde lo alto, invitan a relajarse y a disfrutar de la concepción del hotel como lugar de encuentro y disfrute. Situado en la Carrera San Jerónimo, un emplazamiento ideal muy cerca de los Museos de el Prado, del Thyssen y del Reina Sofia, es el punto desde el que conocer el centro de Madrid a pie, callejear por el barrio de las Letras o acercarse al Parque del Retiro de un salto. A dos pasos está el Hotel Villa  Real que pertenece a la misma cadena y que es el exponente de la clasicidad hotelera del lujo en Madrid, otra opción nada desdeñable.

La arquitectura del Urban es otra de las insignias del hotel, admirada y comentada por profesionales. En torno al patio central está la recepción rodeada de muestras de arte africano que ya nos reciben al entrar al hotel. Frente a la recepción el Glass Bar y el Restaurante Europa Decó invitan a relajarse y a mirar porque todo es espectáculo, espacio abierto y cerrado al mismo tiempo, discurso circular en la disposición de los muebles y expectación ante lo que descubriremos de nuevo.

Y les aseguró que las expectativas se cumplen porque en cada una de las habitaciones hay una o varias piezas de arte oriental: bustos, piezas escultóricas, un armario de la dinastia Ming auténtico que se puede utilizar y, al mismo tiempo,  sillas de Philippe Starck, cortinas de seda, baños con cristales en los que el espacio se agranda, en fin todo un lujo de detalles. El diseño, el arte y la arquitectura se dan cita en un espacio con un servicio y atenciones dignos de un hotel como el Urban.  Sencillamente maravilloso de verdad.

Hotel Arts de Barcelona, versus Eurostars Madrid Tower

El Hotel Arts de Barcelona es a Barcelona lo que el Eurostars Madrid Tower es a Madrid. Las comparaciones son odiosas, pero ambos hoteles tienen en común ser iconos verticales de las dos principales ciudades españolas. El Eurostars Madrid Tower gana la batalla en verticalidad. Supera en casi 100 m de altura al de Barcelona, que tiene 44 plantas y 150 m, si bien es verdad que el hotel madrileño solo ocupa 32 de las 52 plantas totales que tiene el edificio. Pero el de Barcelona gana en situación, algo que ya explicamos sobre el Eurostars de Madrid en su día.

El Hotel Arts de Barcelona fue uno de los primeros Gran Lujo del mundo, y su curioso diseño, con las vigas que sostienen el edificio por fuera del mismo, lo han convertido, junto con su torre gemela, en uno de los iconos de la capital catalana.

La llegada al hotel impresiona por su enorme porche, donde los guarda-coches esperan para abrir las puertas de los clientes que se alojan en esta torre. Realmente es un concepto más “estadounidense” de hotel de lo que solemos ver por nuestras latitudes, lo que hace que la clientela del hotel sea fundamentalmente de origen internacional y con importantes recursos económicos.

Las habitaciones son grandes, espaciosas, con muchísma luz, al ser todo el edificio de cristal. Una pared entera de la habitación es un enorme ventanal que deja penetrar la intensa luz del mediterráneo. Las vistas desde las habitaciones altas son espectaculares, con 4 posibilidades diferentes: vista al mar, vista al Puerto Olímpico y la torre Mapfre (con vistas laterales del mar y la ciudad), vista a la ciudad y la montaña del Tibidabo, y vista al Port Vell y la montaña de Montjuïch, así como todo el Barrio Gótico de Barcelona. Da igual, cada una tiene su encanto… todas son espectaculares.

Al igual que el Eurostars Madrid Tower, el Hotel Arts tiene una gran ducha de hidromasaje en las habitaciones, una persiana que se maneja por control desde la propia cama, y un equipo de música de alta fidelidad. Cada habitación cuenta además con una obra pictórica de arte moderno, de donde le viene el nombre al hotel.

El spa se encuentra en la planta 42, con todo lo que ello supone. Ver el mar desde esa altura es una garantía de relax.

En lo que si gana por goleada el Hotel Arts de Barcelona al Eurostars Madrid Tower es en la situación. En pleno Puerto Olímpico y Paseo Marítimo de Barcelona, la animación callejera, los restaurantes, discotecas, bares, playas, etc… están en la misma puerta del hotel. Y el mismísimo centro de Barcelona está pocas paradas de metro, o a un agradable paseo de distancia. Además, el magnífico Parque de la Ciutadella, se encuentra a dos pasos del hotel. El acceso por autopista es rapidísimo gracias al cinturón litoral que pasa junto al hotel, y existe una parada de tranvía cercana para llegar a Diagonal Mar.

Eso sí, el precio de este hotel es muy alto incluso tratándose de Barcelona, ciudad que en los últimos años ha experientado una subida de precios en sus establecimientos hoteleros hasta situarla, junto con Londres, París y Roma en una de las más caras de Europa, especialmente entre semana y en temporadas de ferias y congresos. Parece que durante la segunda mitad del 2008 y en lo que llevamos de 2009, esa tendencia se ha roto debido a que los tiempos no son los mejores para el turismo.

En definitiva, el hotel donde todo el que se lo pudiera permitir querría alojarse. Un lujo al alcance de no muchas personas con un toque de arte, algo “a la americana” pero sin perder el toque de distinción europea.

Reservas en el hotel:

Hotel Arts de Barcelona 5 estrellas