Tag Archive for 'Galicia'

A Coruña, ciudad abrazada por el Atlántico

Avenida de la MarinaLa ciudad de La Coruña se define en 3 palabras: mar, océano, agua. Esta ciudad soprende al viajero que a ella llega por primera vez. La entrada desde la autopista es simplemente espectacular, digna de una gran urbe. A lo largo de kilómetros de autopista, la ciudad emerge en altos bloques de edificios, centros comerciales y pasarelas que dan la bienvenida como diciendo: “no me conocías, aquí me presento a lo grande“.

La Coruña es una de esas ciudades que no está de camino a ningún sitio. Es el fin de trayecto, un “cul de sac“. O vas, o no pasas. Y merece la pena ir. Después del gran recibimiento por carretera de la ciudad nueva, llegamos al corazón de La Coruña, el que está rodeado de mar por los 4 costados.

Paseo Marítimo de la CoruñaParque escultórico de la Torre de HérculesParque escultórico de la Torre de HérculesPlaya OrzánPaseo MarítimoAvenida de la Marina

La estructura de la ciudad es casi clavada a la de Las Palmas: una península con su istmo, a la derecha el puerto, a la izquierda la playa, y al final un monte con su parque. Aquí es donde encontramos la Torre de Hércules, y donde toda visita a La Coruña debería comenzar.

Torre de HérculesLa Torre de Hércules se alza solitaria en el extremo norte de la ciudad. El parque y área natural que la rodean son de una gran belleza, permitiendo unas inolvidables vistas de la Ría de Coruña, de la de Betanzos y de la del Ferrol. La Costa da Morte se intuye en sus acantilados rocosos contra los que el mar se bate sin piedad, y eso en un día soleado y tranquilo… los temporales de invierno deben ser un espectáculo por si mismos. La historia de la Torre esta rodeada de leyendas, como la que le da nombre y asegura que Hércules derrotó, después de 3 días de batalla, a un gran tirano que dominaba las gentes de estas tierras, o la que asegura que la torre tenía un espejo mágico en su parte superior que avisaba de las aproximaciones por mar de los enemigos.

Para alguien de interior, la belleza del Océano Atlántico y de la Costa Gallega es algo difícil de olvidar. El mar se huele por todos los rincones, el viento húmedo despeja todas las ideas, y los pulmones se limpian del polvo de secano. El verde es intenso, y el azul marino compite con él. Juntos se clavan en la retina y no se olvidan.

Plaza de María PitaY después, directos hacia el centro. El centro de La Coruña queda enmarcado por las Playas de Orzán y Riazor en un lado, y por el Puerto al otro. El espacio que queda entre la playa, la Plaza de Pontevedra (centro neurálgico de la ciudad), la Avenida de la Marina y la Plaza de María Pita son un entramado de calles comerciales, bares y restaurantes de todo tipo, que dotan de vida contínua a esta gran ciudad atlántica.

La Avenida de la Marina, junto con la Rosaleda, es uno de los paseos más atractivos de La Coruña, pegados al puerto, y jalonados por grandiosos y modernos edificios, de los que no se ven en cualquier ciudad. Estos detalles son los que hacen de La Coruña una ciudad de aspecto moderno e innovador. Además, la Avenida se completa con los Teatros Colón y Rosalia de Castro, lo que la convierte en el centro de ocio por excelencia de la ciudad.

Avenida de la MarinaAvenida de la MarinaRosaledaPuerto pesquero

Llegamos al Puerto Pesquero, de los pocos que quedan ya en España, con las casas acristaladas al fondo… la postal de La Coruña. Y continuando por el mar, bordeando la bahía, se llega al Puerto Deportivo con su moderno centro de control, visible desde casi toda la ciudad.

No hay que abandonar La Coruña sin una visita al Monte de San Pedro. Aquí, el verde de la hierba es arte. Una pradera en pendiente, verde como pocas veces se ha visto, domina la ciudad desde lo alto  con la Torre de Hércules, la Coruña moderna y las rías del Golfo Ártabro.

Monte de San PedroMonte de San Pedro

En definitiva, una delicia de ciudad donde el Atlántico domina el ritmo de la ciudad, donde comer es un placer, y la playa una belleza. Ciudad para llegar, y no para pasar. Volveré.

RESERVAR HOTEL EN LA CORUÑA

Las Rías Bajas, los fiordos ibéricos

punta-homeLas Rías Bajas gallegas tienen algo de Centroeuropa, algo de Escandinavia, algo de Portugal, algo de la Bretaña francesa, y mucho de la Península Ibérica. Este conglomerado de sensaciones hacen de sus paisajes un lugar muy especial, con zonas de belleza impresionante, y zonas de degradación urbana que se repiten en muchas zonas de nuestro país. Pero nos quedamos con lo primero…

La Ría de Vigo es una de las más bellas paisajísticamente hablando, pero con una conurbación urbana que a veces esconde dicha belleza. Al cruzar el puente de la autopista que une Vigo con Pontevedra, el paisaje es espectacular. Hacia el interior, una especie de lago alpino rodeado de montañas, y hacia el mar, la bellísima silueta de las Islas Cíes al fondo, guardando la entrada de la Ría… Por la tarde, a contraluz, la visión de la Ría desde este punto compensa cualquier otro desastre urbanístico.

La urbe se extiende por ambos lados de la Ría, con Vigo a un lado y Cangas al otro. Pero es una urbe distinta, sobre todo en este lado de la Ría. El tipo de poblamiento gallego llamará mucho la atención a cualquier ibérico que proceda de casi cualquier lugar excepto del Cantábrico. Casas aisladas, separadas unas de otras, en una curiosa mezcla de casas, hórreos, cruceiros y naturaleza, nos recuerda más a los paisajes centroeuropeos que a los del sur de Europa.

Una vez superado Cangas, el paisaje deja de ser urbano. Llegamos a Hío, con el Cruceiro más famoso de Galicia, antes de asomarnos al extremo de la Península del Morrazo, desde donde obtendremos una privilegiada vista de las Islas Cíes, y encontraremos algunas de las mejores playas de Galicia. El paisaje es de postal en este punto. islas-cies

Recorriendo la costa norte de la Península de Morrazo, encontramos de nuevo algunas playas escondidas con bandera azul, ya asomadas a la Ría de Pontevedra.  Desde Marín el paisaje vuelve a ser urbano, llegando hasta la capital de la provincia: Pontevedra.

Pontevedra es una de esas ciudades pequeñas, que transmite muchísima tranquilidad al visitante. La ciudad tiene en su casco viejo varias plazas donde sentarse, contemplar y disfrutar del encanto sin perturbar de esta parte de la ciudad. Una grata sorpresa en mitad del camino.

pontevedra-11pontevedra-2pontevedra-3pontevedra-4pontevedra-6pontevedra-51

A pocos kilómetros de Pontevedra, asomado a la ría, encontramos Combarro. Este pueblo tiene un diminuto casco combarroviejo, pero suficiente para hacernos una idea de como debía ser la vida en la Ría de Pontevedra hace ya mucho tiempo. Las calles de piedra, los hórreos asomados al mar, su pequeño puerto pesquero…. dan ganas de quedarse a dormir en cualquiera de sus casas. Levantarse por la mañana y ver la Ría, tomar algo en el bar de su pequeña plaza asomada al mar…  sus calles están hechas por y para la Ría. Un lugar lleno de encanto…

Y llegamos a Sanxenxo, una especie de Salou de las Rías Bajas. Su formidable playa, orientada al sur, permite disfrutar de la tranquilidad de sus aguas y del sol de marzo, que ya calienta en los días buenos. Una fantástica playa, pero demasiado urbana… eso sí, diversión asegurada en combinación con la cercana Portonovo.

Desde aquí y hasta la playa de la Lanzada encontramos numerosos hoteles, más dispersos, en lo que supone una de las zonas más turísiticas de las Rías Bajas. La larguísima playa de la Lanzada se mantiene en estado bastante natural, protegida por sus dunas.

Y muy cerca O Grove, famosa sobre todo por ser el punto de acceso a la Isla de La Toja. La isla se ha convertido en un “resort” de turismo más exclusivo, aprovechando los manantiales de aguas calientes que han permitido crear un turismo de balneario en toda la isla. En los últimos años, quizás, nos hemos vuelto a exceder en nuestro afán de urbanizarlo todo. O Grove y La Toja se asoman ya a la Ría de Arosa, las más ancha y grande de todas las Rías Bajas.

En la Ría de Arosa encontramos Cambados, con un casco viejo interesante, un Parador Nacional y una maravillosa puesta de sol desde su paseo portuario. Momento para un merecido descanso con el sol entrando en el mar…

Reserva hoteles en Vigo

Reserva hoteles en Cangas

Reserva hoteles en Sanxenxo

Reserva hoteles en O Grove

Reserva hoteles en Isla de La Toja

Reserva hoteles en Cambados

Reserva hoteles en Pontevedra

Visitas guiadas al tejado de la catedral de Santiago

Hosanna en las alturas.

La que hasta ahora ha sido perspectiva privilegiada para visitantes vips de la catedral compostelana, se va a democratizar. Un servicio de visitas guiadas incluirá la ascensión hasta la cubierta recién restaurada y reformada del edificio.

Ver fotos de la catedral en Wikipedia

Mapa desplegado

aaqa