Archive for the 'Rutas temáticas' Category

Pretextos viajeros y mapas literarios

Cualquier pretexto es bueno a la hora de viajar. Uno se fabrica sus lugares fetiche a la medida,  aunque ya algunos de ellos hayan sido frecuentados por otros. Si quieres algunas recomendaciones en esta línea no tienes más que continuar leyendo.  En un viaje de temáticas universales no podía faltar la literatura como no puede faltar el cine.  Los recuerdos de las lecturas como los recuerdos de las mejores imágenes,  vertebran el eje emocional de cualquiera y eso deja huella sentimental y cultural.

Hay tantas excusas para viajar como destinos. El viaje en sí mismo es una búsqueda como las que haces en los libros. Siempre queda algo por descubrir y aprender.  Y el final del camino o lo pones tú o lo pone el libro. La lectura de Londres de Virginia Woolf es el vivo retrato de una época y de un paisaje memorables, un librito reconfortante, retratista e inteligente,  yendo siempre más allá de lo que parece y  que nos ofrece una imagen recuperada del pasado de Bloomsbury, la actividad y el pulso de una ciudad que ha mantenido hasta nuestros días gran parte de su encanto victoriano. Ahora está más de actualidad que nunca y si quieres aprovechar su carácter literario no puedes dejar escapar la ocasión y de la mano de Conan Doyle visitar los lugares esenciales en el personaje de Sherlock Holmes.

Si Venecia es pura música de las letras,  lo es en Muerte en Venecia de Thomas Mann.  La belleza de la ciudad y la decadencia finisecular de la que somos testigos en sus páginas es lo que queremos encontrar en una ciudad que resplandece bajo las miradas de todos los viajeros que la visitan. El Lido veneciano nos aguarda,  los canales de la esplendorosa y la acción en un escenario que retrató Patricia Highsmith a la perfección en El talento de Mr. Ripley.


La trilogía de Nueva York de Paul Auster nos ofrece una ciudad fantasmagórica en la que el azar y la incertidumbre lo impregnan todo de misterio y El Palacio de la Luna representa el Nueva York más auténtico. Me viene a la memoria La hoguera de  las vanidades de Wolfe, El hombre que inventó Manhattan de Ray Loriga o Truman Capote y su Desayuno en Tiffanys, Manhattan Transfer de dos Passos, infinidad de títulos. Si quieres un detalle exhaustivo de los libros con esencia neoyorquina descubre el mapa literario de Manhattan es muy extenso y variado.  Un placer para los viajeros amantes de los libros y de sus mil caras.

Hay tantas Nueva York como enamorados de la ciudad.  Paris es la otra ciudad cumbre en la literarura con sus puentes, sus cafés y sus personajes del pasado. Recuerdo a Coco Chanel,  La Rayuela de Cortázar o Henry Miller y sus Trópicos.  Y la imprescindible Paris no se acaba nunca de Enrique Vila-Matas. Si sigo la consigna de Italo Calvino de recorrer la ciudad como si fuera un libro, entonces me imagino recorriendo cada uno de los cafés con memoria literaria, el cementerio de Père Lachaise o las calles del barrio de Saint Germain.

A Fernando Pessoa le debemos el carácter más literario y profundo de Lisboa. Esta ciudad que está hecha para callejear es uno de los exponentes de cómo la literatura y vida se confunden.  Si quieres tener esa misma sensación en Buenos Aires viaja de la mano de Ernesto Sábato y de sus libros . No hay más que leer las descripciones de las calles de la ciudad y del Parque Lezama. ¿A quién no le ha marcado el paisaje urbano  de las ciudades que visita?.

Barcelona ya no es lo mismo desde que leímos La sombra del viento  de Zafón. Si quieres puedes hacer una visita hiperliteraria con Icono serveis y rememorar la intriga de la novela paso a paso.

En esta lista podría haber muchos lugares más:  Praga, Florencia, Madrid, Estambul, China ahora la lista la puedes continuar tú.

Las cárceles al alcance del viajero

Ganar el pulso a la originalidad hoy en día es una de las batallas que hay que lidiar para estar a la vanguardia de tendencias viajeras.  En los últimos tiempos se ha puesto de moda reconvertir las cárceles en museos aptos para visitantes y viajeros curiosos.  Muchos de estos espacios han sido escenario protagonista de algunas de las películas más afamadas a nivel mundial.  Se me ocurre hablaros de la conocida prisión de Dublin:  Kilmainham Gaol es uno de los ejemplos indiscutibles más cercanos  y una porción más de la pasada historia de Dublin.

En hora y media,  cerca de la ciudad  y a precios muy asequibles con  la visita guiada en inglés  nos hacemos  una  idea de cómo eran las prisiones históricas del siglo XVIII.  El pasado  histórico de la prisión ha pasado a segundo término en el cine de la mano de películas como En el nombre del padre.  Para llegar a esta prisión hay numerosas rutas de autobús desde la ciudad de Dublin.  Una visita primordial que no les dejará indiferentes.

Estos espacios ya sabemos que se utilizan mucho en las películas de este género. Truman Capote con el desarrollo de A sangre fría como trasfondo,  por citar alguna, Cadena perpetua, La milla verde y quién no recuerda Alcatraz y sus secuelas.  Situada frente a la Bahia de San Francisco el viajero o bien puede sobrevolar desde el hotel Fairmont o desde el Hilton en helicópero el Gate Bridge y Alcatraz,  o bien disfrutar de un crucero guiado alrededor de la isla, más asequible por cierto. La opción ideal sería visitar la prisión en la que vivió Al Capone. En esta web de Alcatraz cruises encontrareis toda la información al respecto. Y  os adjunto este video en inglés que me parece de lo más interesante para que os hagais una idea de lo que se ve.

Siguiendo con las islas carcelarias y su reconversión turística.  La colombiana Isla Gorgona se ha convertido hoy en día en un destino turístico para  aquellos que quieren disfrutar de un enclave tropical con fauna y vegetación propias de esas tierras. Avistamiento de ballenas y práctica del buceo han recuperado una isla que en el pasado fue una de la prisiones más duras de Iberoamérica. Aquí os dejo un ejemplo de los relatos, la cara y cruz de un mismo lugar.

Os aviso de que este video puede herir vuestra sensibilidad


Videos tu.tv

Aquí os dejo una  cara más amable

Otra isla de las mismas características es la peruana Isla del Frontón, incluida en el tour que sale del puerto del Callao y que comparte la visita de la Isla de San Lorenzo con su pingüinera  y las Islas Palomino y sus lobos marinos.

En el continente asiático el ejemplo más conmovedor es la Prisión de Tuol Sleng, realmente un campo de concentración situado en Phnom Penh, Camboya.  Su web ha quedado como testimonio de la crueldad y del terror.

El punto de glamour de los destinos carcelarios y el contrapunto de estas dos últimas islas y de penales con historias truculentas lo marcan destinos como el Hotel Malmaison de Oxford. Una prisión reconvertida en hotel de lujo que es la excusa perfecta para alejarse  un fin de semana del bullicio de Londres.

En Boston podemos alojarnos en un hotel de la cadena Leading Hotels, el  Liberty Hotel es un emplazamiento con historia recomendable como visita junto a al Museo de las Brujas de Salem. Un ejemplo de elegancia en la zona del West End a 11 kilómetros del aeropuerto de la ciudad.  El resultado un equilibrio entre la conservación de un edificio histórico y la habilitación de un espacio formidable.

Celda hotel LanghomenEn Estocolmo el Hotel Langholmen conserva la estructura de galería tan habitual en las prisiones y un museo para visitar.  Una experiencia más que no nos puede dejar indiferentes.

Hay más establecimientos de este tipo en el mundo y con el tiempo irán surgiendo más. Cuantos más espacios se recuperen mejor. Ahora bien, de estas experiencias tenemos que sacar alguna reflexión.  Sus museos y sus celdas son algo más que un testimonio, son la verdad.

Viajes de arquitectura

El aspecto de las ciudades es directamente proporcional al desarrollo de las mismas. En plena era de la tecnología en todo el mundo hay un lugar estratégico al alcance del viajero. Uno puede ir en busca de los edificios más altos, de los más innovadores o de los que rompen con la estructura de una ciudad acostumbrada a una estética determinada.

Hay tantos tipos de viajero como lugares pueden visitarse. El que es fan de los museos intenta estar siempre a la última de las exposiciones interesantes. Hay viajeros que buscan destinos alejados de lo convencional y perderse en un destino que les depare alguna sorpresa o les devuelva transformados a la realidad del día a día. También hay viajeros que gustan de visitar lugares que son un puro museo externo. Yo me identifico con este tipo de viajeros. Todo viaje es un viaje hacia el interior de uno mismo. Si viajas y no te conmueves, algo falla. Había oido hablar del  Síndrome de Stendhal antes de viajar por primera vez a Italia, ya no sé si este país por sus características favorece este sentimiento, pero es allí donde realmente sentí que todo daba un giro de 360 grados. Luego ya nada fue igual.  La apariencia de solemnidad de las ciudades es constante, uno se hace preguntas y piensa cuál es el mejor edificio y cuál es mejor arquitecto.

La arquitectura es una pasión, el demiurgo que crea el mundo a imagen y semejanza de sus deseos y de norman foster 2su criterio es el arquitecto.  Esto es realmente lo que me interesa cuando viajo.  Valoro el aprendizaje que esas creaciones nos permiten y ahora no pienso ni en Miguel Angel, ni en Leonardo da Vinci, pienso en los arquitectos de nuestra era.  Y proyecto mis futuros viajes gracias a elllos.

La última novedad de la que me he enterado es la de el último edificio de Renzo Piano. Para los que viajen a Venecia, les recomiendo que den un salto a la Fundación Emilio Vedova, dedicada al pintor italiano, para ser testigos de cómo los edificios se integran con el paisaje y sus particularidades. Un edificio a diferentes alturas en el que las exposiciones cobran una dimensión arriesgada y moderna. Con la Bienal de Venecia en pleno apogeo, la ciudad se está convirtiendo en un reclamo para los visitantes amantes del arte moderno y del clásico. Para los que quieran sobrevolar el océano Chicago es la ciudad ideal de la arquitectura: superactual la nueva ampliación del Instituto de Arte de Chicago también a cargo de Piano. Estoy impaciente por ver el Chicago Spire . Seguro que la transformación de la ciudad, harán de ella una de las urbes del futuro.

Si nos fijamos en la obra del español Santiago Calatrava entoncesChicago Spire podemos elegir la ciudad de Valencia y su gran proyecto urbanístico como uno de los ejemplos más innovadores. La Ciudad de las Artes y de las Ciencias es una vez más la cara ultramoderna de la ciudad. Pero no hay que perderse tampoco un fin de semana en Las Bodegas Ysios de Laguardia. Los edificios de Calatrava son inquietantes y contundentes. El paisaje cambia y el edificio se funde con el paisaje como si hubiera estado allí siempre.

Otra de mis recomendaciones, si no la conoces es el Londres de Norman Foster. Desde la zona de la City londinense se despliega el Londres de la vanguardia y de la modernidad. Al igual que Calatrava, Foster ha sabido crearse un estilo indiscutible con el que dar la vuelta de tuerca a ciudades que han resurgido y que están de actualidad. La Torre de Caja Madrid , el Reichstag de Berlín y el metro de Bilbao son varias de las muestras de un trabajo cuya filosofía radica en que la calidad de vida es proporcional al espacio en el que se despliega. En Londres el Puente del Milenio, el edificio Willis, el Ayuntamiento y la Moor House han cambiado el aspecto de esta urbe.

pabellon puenteY por último no puedo dejarme a Zada Hadid El Pabellón Puente de Zaragoza edificado con motivo de la Expo 2008. El pabellón de los pabellones es una pasarela sinuosa que ha cambiado la faz de la capital aragonesa. Toda la ciudad ha sufrido también una gran transformación. Siguiendo los pasos de las últimas obras mi última parada será en Dubai. Allí me espera el Burj de Smith.

Las Rías Bajas, los fiordos ibéricos

punta-homeLas Rías Bajas gallegas tienen algo de Centroeuropa, algo de Escandinavia, algo de Portugal, algo de la Bretaña francesa, y mucho de la Península Ibérica. Este conglomerado de sensaciones hacen de sus paisajes un lugar muy especial, con zonas de belleza impresionante, y zonas de degradación urbana que se repiten en muchas zonas de nuestro país. Pero nos quedamos con lo primero…

La Ría de Vigo es una de las más bellas paisajísticamente hablando, pero con una conurbación urbana que a veces esconde dicha belleza. Al cruzar el puente de la autopista que une Vigo con Pontevedra, el paisaje es espectacular. Hacia el interior, una especie de lago alpino rodeado de montañas, y hacia el mar, la bellísima silueta de las Islas Cíes al fondo, guardando la entrada de la Ría… Por la tarde, a contraluz, la visión de la Ría desde este punto compensa cualquier otro desastre urbanístico.

La urbe se extiende por ambos lados de la Ría, con Vigo a un lado y Cangas al otro. Pero es una urbe distinta, sobre todo en este lado de la Ría. El tipo de poblamiento gallego llamará mucho la atención a cualquier ibérico que proceda de casi cualquier lugar excepto del Cantábrico. Casas aisladas, separadas unas de otras, en una curiosa mezcla de casas, hórreos, cruceiros y naturaleza, nos recuerda más a los paisajes centroeuropeos que a los del sur de Europa.

Una vez superado Cangas, el paisaje deja de ser urbano. Llegamos a Hío, con el Cruceiro más famoso de Galicia, antes de asomarnos al extremo de la Península del Morrazo, desde donde obtendremos una privilegiada vista de las Islas Cíes, y encontraremos algunas de las mejores playas de Galicia. El paisaje es de postal en este punto. islas-cies

Recorriendo la costa norte de la Península de Morrazo, encontramos de nuevo algunas playas escondidas con bandera azul, ya asomadas a la Ría de Pontevedra.  Desde Marín el paisaje vuelve a ser urbano, llegando hasta la capital de la provincia: Pontevedra.

Pontevedra es una de esas ciudades pequeñas, que transmite muchísima tranquilidad al visitante. La ciudad tiene en su casco viejo varias plazas donde sentarse, contemplar y disfrutar del encanto sin perturbar de esta parte de la ciudad. Una grata sorpresa en mitad del camino.

pontevedra-11pontevedra-2pontevedra-3pontevedra-4pontevedra-6pontevedra-51

A pocos kilómetros de Pontevedra, asomado a la ría, encontramos Combarro. Este pueblo tiene un diminuto casco combarroviejo, pero suficiente para hacernos una idea de como debía ser la vida en la Ría de Pontevedra hace ya mucho tiempo. Las calles de piedra, los hórreos asomados al mar, su pequeño puerto pesquero…. dan ganas de quedarse a dormir en cualquiera de sus casas. Levantarse por la mañana y ver la Ría, tomar algo en el bar de su pequeña plaza asomada al mar…  sus calles están hechas por y para la Ría. Un lugar lleno de encanto…

Y llegamos a Sanxenxo, una especie de Salou de las Rías Bajas. Su formidable playa, orientada al sur, permite disfrutar de la tranquilidad de sus aguas y del sol de marzo, que ya calienta en los días buenos. Una fantástica playa, pero demasiado urbana… eso sí, diversión asegurada en combinación con la cercana Portonovo.

Desde aquí y hasta la playa de la Lanzada encontramos numerosos hoteles, más dispersos, en lo que supone una de las zonas más turísiticas de las Rías Bajas. La larguísima playa de la Lanzada se mantiene en estado bastante natural, protegida por sus dunas.

Y muy cerca O Grove, famosa sobre todo por ser el punto de acceso a la Isla de La Toja. La isla se ha convertido en un “resort” de turismo más exclusivo, aprovechando los manantiales de aguas calientes que han permitido crear un turismo de balneario en toda la isla. En los últimos años, quizás, nos hemos vuelto a exceder en nuestro afán de urbanizarlo todo. O Grove y La Toja se asoman ya a la Ría de Arosa, las más ancha y grande de todas las Rías Bajas.

En la Ría de Arosa encontramos Cambados, con un casco viejo interesante, un Parador Nacional y una maravillosa puesta de sol desde su paseo portuario. Momento para un merecido descanso con el sol entrando en el mar…

Reserva hoteles en Vigo

Reserva hoteles en Cangas

Reserva hoteles en Sanxenxo

Reserva hoteles en O Grove

Reserva hoteles en Isla de La Toja

Reserva hoteles en Cambados

Reserva hoteles en Pontevedra

CRACOVIA

Fuí a Polonia por casualidad, porque tenía allí una amiga estudiando y prometí ir a verla, mientras preparaba el viaje tenía ciertos reparos sobre ese país tan desconocido. Mi primer contacto con el País fue la ciudad de Cracovia , que sorpresa de ciudad,

Pequeña agradable, con un espíritu moderno, con mucha gente joven, su casco histórico muy bien conservado, tenía de todo, bares intimistas, bares de diseño, restaurantes típicos, chiringuitos..

Para ver :Dentro de la ciudad ,la Barbacana, la puerta Florianska, el castillo de Wavel, la plaza Mayor con el Mercado de Paños, mayor plaza medieval de Europa la basílica de Santa Maria, kazimiez es el barrio Judío, en el hay edificios en los cuales se ve la huella de la II guerra Mundial, y es mas conocido porque fue allí donde Spielberg rodó la Lista de Schindler, pero también por su caracter bohemio, con bares con música en directo,hay tambien muchas tiendas de antiguedades.

Las compras: El ambar es la joya de las compras.

Otra cosa que me causo muy buena impresión fue la comida , se come muy bien y muy barato, os recomiendo : Restaurant Kuchina Staropolska ” U Babci Maliny” calle es Szpitalna 38 muy bien ubicado cerca de la muralla .

Estuve alojada en el Hotel Chopin, está un poco retirado del centro unos 20 minutos andando, pero muy cerca del hotel pasaba el tranvia , el personal de recepción muy amable incluso había una chica que hablaba español, y las instalaciones muy nuevas , todo muy limpio y el desayuno variado.

Estuve mirando el Hotel Andels , un cuatro estrellas, muy nuevo y bien situado pero era un poco mas caro y se me escapaba del presupuesto.

Desde Cracovia hay que hacer dos excursiones importantes: Minas de Sal de Wieliczka

Auschwitz Birkenau, el museo y el memorial–Aunque sea una parte triste de la historia, No se puede ir a Cracovia y no conocerlo .

Os sugiero que vayaís en excursión organizada en Español , la agencia Cracow City Tours tiene salidas en Español esta situada en 2 Matejko Square 31-157 Krakow

Se necesitan unas 3 o 4 noches para conocer Cracovia, escaparos en el próximo puente y a la vuelta me contaís.

Londres y Bristol: el Tour de Banksy

Es el signo de los tiempos. La vanguardia se convierte de inmediato en moda y las acciones callejeras con intención subversiva terminan en un catálogo de Sothebys o colgando de las paredes del salón de Angelina Jolie.

Que se lo digan a Banksy, el grafitero inglés cuya primera obra era borrada de las paredes de su Bristol natal y ahora es reclamo turístico de esa misma ciudad. Los empleados municipales hacen un curso intensivo de grafiti y estarcidos para diferenciar al verdadero artista de torpes imitadores y así preservar su obra .

Alternativo de aperitivo

Alternativo de aperitivo

Y el que fue superhéroe de barrio se convierte en mercancia de la sociedad del espectáculo.

Continue reading ‘Londres y Bristol: el Tour de Banksy’