Las Vegas y el Grand Canyon

Han sido tantas las veces que hemos visto Las Vegas en el cine y la televisión que se me antojaba impensable visitar la Costa Oeste estadounidense y no parar unos días en la capital mundial del juego y la vida disipada, situada en el corazón del desierto de mojave, en el Estado de Nevada.

La primera conclusión es que Las Vegas ha sabido crecer más allá del tópico. Es una ciudad consagrada al las-vegas-y-la-estatua-de-la-libertadhedonismo, sí, pero no tan salvaje como dictaba el prejuicio. Ya de entrada impresiona sobremanera la logística de una ciudad enclavada en el medio de la nada y en la que la lluvia no alcanza los 5 centímetros cúbicos al año. ¿Cómo mantener entonces sus verdes céspedes, las enormes piscinas de sus hoteles y casinos, cómo abastecer a un millón de habitantes?. Sobrecoge pensar en la ingenieria que sustenta todo esto.

Una visita estándar a Las Vegas debe comenzar por el Boulevard, más conocido com la Strip. A lo largo de esta inmensa avenida se sitúan todos los hoteles-casino-parques temáticos que nos vienen a todos a la mente. El Caesar´s Palace, el Casino Luxor con su pirámide egipcia, el París y su réplica de la Torre Eiffel... Si queremos vivir la experiencia integral de Las Vegas, podemos alojarnos en alguno de estos macrocomplejos, pero si dependemos de un presupuesto alejado tendremos que alejarnos un poco del extremos sur de la Strip y buscar alojamiento en otros casinos u hostales más modestos. Son especialmente recomendables aquellos situados junto a la Calle Freamont, donde abundan los casinos tradicionales, aquellos que no cuentan con los reclamos de la grandes atracciones temáticas.

las-vegas-de-noche1Una vez situados, la diversión toma caminos infinitos. Aunque no seamos aficionados al juego, es recomendable pasar una tarde apostando moderadamente en algún casino, al menos para vivir esa experiencia. Pero, como decíamos, Las Vegas es mucho más. Si lo que nos gusta es la música, las salas de actuaciones de la ciudad cuentan con el circuito de oldies más importante de los Estados Unidos. Antiguas leyendas del rock and roll, el soul o el country & western ofrecen actuaciones regulares en los casinos de la ciudad, siguiendo y perpetuando el legado de Elvis Presley en Las Vegas.

Además, más allá de las bodas express ¡otro atractivo indudable de la ciudad! y el juego, Las Vegas se ha convertido en una ciudad dirigida al ocio para toda la familia, y los circos y musicales son cada vez más abundantes.

gran-canon-del-coloradoQuizá todo el bullicio de la gran ciudad nos haga olvidar que no hemos dejado de estar en mitad del desierto, lo cual es toda una experiencia en sí misma. Por ello, una de las mejores cosas que se puede hacer en Las Vegas es salir de la ciudad y visitar colosos de la naturaleza como el Gran Cañón del Colorado. Si recorremos las 150 millas que lo separan de Las Vegas llegaremos a uno de los mayores espectáculos naturales del planeta, donde la altura y la aridez del lugar, unidas a un sobrecogedor color rojo, nos encogerán el corazón a buen seguro. Los árboles de Joshua completan un paisaje mil veces inmortalizado en las películas del Oeste y que se nos quedará grabado en la memoria.  El Parque Natural en el que se encuentra el Gran Cañón ofrece multitud de alternativas de ocio y deporte al aire libre, ya que las rutas para practicar senderismo o andar en mountain-bike son numerosas.

0 Responses to “Las Vegas y el Grand Canyon”


  • No Comments

Leave a Reply