Eurostars Madrid Tower, el hotel más alto de Madrid

Tenía la intención de visitar Fitur, y así lo hice… pero al ver las colas de acceso el día de la inauguración, opté por invertir mi tiempo visitando el último gran hotel en abrir en Madrid: el Eurostars Madrid Tower. Y bien que hice… El hotel se encuentra en las 32 primeras plantas de una de las famosas Cuatro Torres de Madrid (Business Area), el nuevo barrio financiero de la capital que se alza imponente al norte de la ciudad. Los 4 rascacielos sobresalen por encima del resto de la ciudad, haciendo que sus más de 200 m de altura sean el nuevo referente visual de Madrid, se entre por donde se entre a la ciudad.

El Eurostars Madrid Tower es el sueño de cualquier amante de los rascacielos. No sólo permite alojarse a más de 100 m de altura sobre la ciudad, sino que permite contemplar unas vistas de excepción de las otras 3 torres restantes que forman el complejo. Y las vistas sobre Madrid y la sierra…. impresionantes de verdad.

La recepción es algo pequeña y sobria para lo que se espera del hotel, pero muy elegante, con un suelo negro que le da un toque de distinción y nos hace “imaginar” lo que será el resto del hotel. En la misma planta de la recepción encontramos varias salas con prensa, un bar, y sofás donde relajarse. Es de destacar que todo el hotel está provisto de wi-fi gratuito incluido en las habitaciones. El hotel cuenta con una recepción y un acceso propio para grupos y grandes eventos en el sótano.

Subimos a la última planta, donde se sirven los desayunos y donde se encuentra el único restaurante a la carta del hotel. Las vistas son de impresión. Merece la pena subir sólo por ello. El hotel cuenta con 3 vistas de Madrid: la primera, la menos “atractiva” comparada con las otras dos, nos asoma a la estación de Chamartín y al aeropuerto de Barajas en el horizonte. La segunda, donde se encuentra el restaurante a la carta, nos regala la mejor vista de la sierra madrileña. Comer o cenar a más de 100 m de altura y contemplando la Sierra es una experiencia que nunca se olvida. El restaurante es de libre acceso y no admite reservas, según nos cuentan…

La tercera vista es la que se puede disfrutar desde el spa del Madrid Tower. Tumbado en las hamacas del spa, contemplamos Madrid hacia el sur, hacia la Castellana…. casi toda la ciudad ante nuestros ojos. La vista nocturna corta la respiración…

Las habitaciones son igualmente un placer para los sentidos. Si se tiene suerte y se obtiene una habitación alta, se puede uno pasar el día entero mirando el paisaje. Las habitaciones standard cuentan con un menú de almohadas con nombres inspirados en el cine, incluso para los más pequeños. Desde la cama, con un mando, podemos controlar las persianas, las luces, la televisión… en fin, todo sin necesidad de mover las piernas.

Todas las habitaciones cuentan con ducha de hidromasaje, y en el caso de las junior suites, añadimos una bañera con hidromasaje, calefacción desde el suelo, un vestidor, un salón, y un equipo de música de altísima calidad.

Un detalle curioso de las habitaciones, incluidas las standard, es que la bañera puede hacerse visible desde el interior de la habitación, o bien ocultarse para guardar la intimidad… es opcional, cada uno que elija lo que prefiera. Los acabados en madera del interior del hotel le dan un toque clásico pero de última generación.

El Eurostars Madrid Tower está pensado para disfrutar del hotel. Madrid queda en un segundo plano, a excepción del protagonismo constante que tienen las vistas de la ciudad desde cualquier altura del hotel. Es uno de los “peros” del hotel, se encuentra lejos del centro y en una zona algo fría de la ciudad, junto a una autopista de salida y sin demasiadas zonas urbanas consolidadas alrededor. A cambio, el entorno es un pequeño parque muy bonito, también de diseño. La boca de metro se encuentra a unos 5 minutos a pie del hotel (entrada por Hospital de la Paz, línea 10, estación de Begoña). Además, una vez en la estación, un largo pasillo nos lleva hasta los andenes. En total cuesta unos 15 minutos llegar al tren. Si no le importa desplazarse otros 30 minutos en metro para llegar a la zona de Gran Vía o Sol, haciendo algún que otro transbordo, entonces no hay problema. O pagar un taxi por cada desplazamiento, o tener vehículo propio…

Si lo que busca es disfrutar de Madrid sin invertir mucho tiempo en transporte, éste no es su hotel. Pero si está por negocios, o necesita acudir a IFEMA, o al aeropuerto, o a la estación de Chamartín, o al eje de Castellana, o necesita asistir al futuro y nuevo Palacio de Congresos de Madrid que se construirá en la puerta del hotel previsiblemente en 2011, entonces es el hotel ideal, si su bolsillo lo permite…

En definitiva, el Eurostars Madrid Tower es un hotel para los amantes de la arquitectura del siglo XXI, para los que busquen en el hotel el principal objetivo de su viaje, o para los negocios. Una experiencia que no olvidará, pero “asuma” los riesgos de consumir en los bares del hotel, ya que no están de rebajas precisamente…

Reservas en el Eurostars Madrid Tower

3 Responses to “Eurostars Madrid Tower, el hotel más alto de Madrid”


  • Este hotel tiene que ser impresionante por lo que contais en el blog.
    La segunda semana de febrero voy a Madrid y no voy a resistir la tentación de conocerlo.
    Gracias por la objetividad y los detalles.

  • Hola Leyre,

    la verdad es que el conjunto de los 4 edificios es único en España. Si quieres, cuéntanos tu experiencia a la vuelta. ¡Que lo disfrutes!

  • el edificio impresionante, la decoracion buena y el trato excelente.

Leave a Reply