En Helsinki, hay que ir a la freiduría.

En este cuaderno de viajes queremos estar al día de lo que está ocurriendo en el mundo. Por eso hemos pedido a algunos buenos amigos que nos vayan enviando información fresquita de los destinos por los que viajan; o de su ciudad natal. Testigos presenciales del fantástico espectáculo del universo mundo.

Valentín Dieste es todo un trotamundos. Guía acompañante de grupos, viajero empedernido de los de mochila al hombro y Moleskine, especialista en arqueología y religiones… y ya ha cumplido el sueño de dar la vuelta al mundo.

Ahora anda por Escandinavia y me ha mandado un pequeño texto y unas fotos de sus impresiones por Helsinki. Os lo transcribo tal cual:

Hola:
como lo prometido es deuda, he pedido una camara y he salido a echar un par de fotos.  Ojo con el teclado que no tiene acentos ni enhes….
Estoy en Helsinki que, sin ser una capital tan espectacular como Estocolmo, cuenta con muchos atractivos para el viajero que quiere perderse unos dias por la capital de Finlandia.
El punto central de la mayoria de los turistas es la Plaza del Mercado, frente a uno de los puertos principales de la ciudad.  Desde allí se puede tomar el barco que te lleva en dos horas a Tallin, la capital de Estonia, o tomar el crucero que navegando toda la noche te traslada hacia Estocolmo, capital de Suecia.

Pero en esta plaza tambien se puede admirar la riqueza de la gastronomia escandinava, centrada casi siempre en los productos que vienen del mar.  Calamares, salmones, arenques y todo tipo de pescados se cocinan en inmensas sartenes frente a los ojos incredulos de los turistas que pueden tomar un plato de salmon con patatas por solo 8 euros, que seria el precio normal del kilo de cerezas.  Es una opcion económica. Ademas hay muchos tenderetes de artesanias locales , sobre todo de tallas en madera.

La primera foto que te he mandado es el interior del hotel Radisson Sas Seaside.  Los finlandeses tienen especial predileccion por la decoracion de los interiores y los diseños finlandeses son reconocidos en todo el mundo. Este hotel tiene en su recepción una cama colgante que hace las delicias de los clientes del hotel que estan esperando para hacer el check in y que pueden disfrutar de un momento de relax….
Bueno monstruo, te dejo que tomo el barco a Estocolmo yaaaa

Pues eso Valentín, como dirían los del G5: Hay que ir a la freiduría: lo demás son tonterías.

0 Responses to “En Helsinki, hay que ir a la freiduría.”


  • No Comments

Leave a Reply